Aroma Terapia. Nueva línea de productos



Sólo me importa lo esencial
Henri-Alain Fournier


Iniciamos ahora una nueva línea de productos, más focalizados en torno a los aceites esenciales.

Desde siempre, los aceites esenciales han estado presentes en nuestros preparados, pero ahora lo van a estar más.

Los aceites esenciales aportan una fragancia aromática pura y natural, que encierra el corazón y el alma de las plantas de donde procede, pero además del componente aromático, aportan propiedades terapéuticas y cosméticas que pueden contribuir a que recuperemos nuestra salud -física y emocional-, y nuestro bienestar a través del encuentro del equilibrio entre nuestro ser y nuestro sentir.

Se trata de profundizar en lo que ahora se llama la "dermocosmética" o la "neurocosmética", es decir, aquel territorio en el que coincide la salud y la belleza, porque el interior se refleja en nuestro envoltorio que nos recubre y nos identifica, nuestra piel, el mayor de los órganos de nuestro cuerpo físico.

Pues de esto se trata, de profundizar en la aplicación de remedios terapéuticos basados en el alma de las plantas, en su esencia.

Curar con el alma de las plantas
Lydia Bosson
Aromaterapia energética.

Utilizaremos unos nuevos envases aplicadores, en formato roll-on de vidrio oscurecido, que preserva más adecuadamente las propiedades de los aceites esenciales, y permite una aplicación más directa y puntual, evitando la pérdida de los elementos volátiles de los propios aceites esenciales, y la eficacia en la dosificación y preservación.


Realizaremos en estos envases, preparados como los siguientes:
  • Gel contorno de ojos
  • Gel anti-acné
  • Serum anti-manchas
  • Preparados aromáticos: para serenar, para el insomnio, para elevar la vitalidad, para aromatizar...
  • Tratamiento para herpes labial
  • Alivio de picaduras de mosquitos e insectos.
  • Repelente de mosquitos
  • Tratamiento para golpes y moratones
  • Tratamiento para quemaduras, rozaduras y heridas...etc.

La terapia con aceites esenciales o aromaterapia existe desde hace más de 5000 años. No existe civilización que no haya utilizado los aceites esenciales para su uso en la cocina, en perfumería, en medicina, o en rituales espirituales.

Quizá los egipcios fueron los primeros aromaterapeutas: el papiro de Ebbers, de 1700 a.C. ya recoge entre sus más de mil recetas curativas, procesos de destilación, con los que obtenían, por ejemplo, la esencia de cedro. Pero donde más demostraron sus conocimientos de las plantas aromáticas, las resinas y los aceites esenciales es en los procesos de momificación, para la conservación de los cadáveres.
Sin embargo, estos saberes y prácticas quedaron en desuso con la farmacopea moderna y la quimioterapia del siglo pasado, y perduró únicamente la función aromática de los aceites esenciales para perfumería y cosmética.
Ahora volvemos de nuevo los ojos a la Naturaleza, y la aromaterapia se manifiesta como un método tanto curativo como preventivo, impulsado sobre todo gracias al enfoque médico y científico de la escuela francesa
De las diferentes escuelas de aromaterapia, nos interesa la dimensión científica, que clasifica los aceites esenciales desde un punto de vista bioquímico, pero entendiendo que sus efectos van más allá de la cura del cuerpo físico, llegando al sistema hormonal, influyendo en el estado psicoemocional y espiritual y alentando los sentidos, los cuerpos sutiles y los centros energéticos.
Creemos, tal y como defienden las escuelas de aromaterapia anglosajonas, que los cuerpos físico, mental y espiritual están interrelacionados y que las enfermedades físicas suelen ser la causa de un desequilibrio emocional o un estado de ánimo o respuesta a conflictos internos.
Hay que integrar los conocimientos y los enfoques, ya que somos seres vivos integrados en y con la naturaleza, y debemos enriquecer nuestro conocimiento intelectual y sensorial, descubrir con la mente y sentir con el corazón, toda la riqueza de los aceites esenciales, alma y espíritu de las plantas.
En nuestros preparados, aplicaremos la Aromaterapia Familiar y científica, que hace mención al uso de aceites esenciales quimiotipados para el bienestar de uno mismo y de sus allegados. La aplicación del uso terapéutico de los aceites esenciales se realizará a partir de un diagnóstico previo realizado por una persona cualificada para ello.
Estas terapias no pretenden sustituir al médico ni a los medicamentos usuales, sino asumir la responsabilidad de cada uno en su sanación, y fortalecer al cuerpo con remedios naturales que le ayuden a fortalecer los mecanismos propios que todos tenemos para sanarnos a nosotros mismos, haciendo un uso más racional de los medicamentos convencionales, sin depender de la pastilla mágica y sin caer en la polimedicación tan cómoda y peligrosa.



Desodorante natural


Desodorante natural, fresco y ligero, con los más importantes aceites esenciales inhibidores del sudor.

Ingredientes: Agua destilada, alcohol de 70º, glicerina líquida vegetal -que suaviza y ayuda a fijar los aromas y las fragancias-, aceites esenciales de palmarrosa, verbena exótica y ciprés.

Aceite esencial de palmarrosa: Antiséptico, bactericida de amplio espectro, fungicida, viricida, cicatrizante, hidratante y regenerador. Es uno de los mejores para tratar infecciones cutáneas, micosis y eccemas, y los aromaterapeutas le eligen con el mejor inhibidor del sudor.
Esta planta herbácea de origen indio, se destila desde el siglo XVIII, y se enviaba desde Bombay hasta Constantinopla y Bulgaria, donde se utilizaba para adulterar la esencia de rosa, de precio más prohibitivo.
Pertenece a una familia botánica -Cymbopogon-en el que se caracterizan por imitar olfativamente a otras plantas más valiosas.
Su perfume es similar al de la rosa o el geranio.
En la medicina oriental, se dice que aplaca el "fuego", refresca, hidrata y refuerza la energía yin (Lydia Bosson, Aromaterapia Energética)

Aceite esencial de verbena exótica: Con las mismas propiedades dermocosméticas que la palmarrosa,  y con un aroma floral que recuerda a la caña de limón, sin peligro de irritación para la piel. Se dice que su perfume atrae a los ángeles, aporta optimismo y crea armonía en torno a uno mismo. Es regulador neurovegetativo, ansiolítico, combate la dispersión y el nerviosismo.

Aceite esencial de ciprés: Regula el sistema hormonal femenino y la sudoración, activa y tonifica la circulación sanguínea. 

Crema hidratante para chicos

Crema hidratante para un chico de 22 años o cómo hacer una crema para alguien que quiere cuidarse pero al que no le gustan las cremas. Su piel es normal, con alguna irritación muy puntual por exceso de sol.
Las indicaciones eran las siguientes:

- Que sea ligera: utilizamos entonces aceite vegetal de almendras dulces, que es suave, ligero y nutritivo, y muy adecuado para irritaciones de la piel. En este aceite maceramos caléndula y manzanilla, para potenciar con los principios activos de estas plantas, su poder calmante, y actuar contra esos posibles brotes de irritación. Se le ha añadido un poco de aceite de sésamo, un gran agente protector que absorbe los rayos ultravioleta evitando los daños solares, que penetra fácilmente en la piel y tiene un gran contenido en vitamina E, y favorece el bronceado.

Que sea de rápida absorción: eso se consigue con los propios aceites vegetales seleccionados, y con el emulsionante vegetal que se ha elegido, de fácil y rápida absorción.

Que no huela a nada: (Traduzco esta petición e interpreto que no quiere que huela a la típica crema hidratante...de chica, y que tampoco huela a algo excesivamente fuerte y avasallador) Es difícil conseguir que no huela a nada: entre otras cosas porque se ha utilizado un hidrolato de hojas de limonero, que aporta ya de salida un muy suave aroma a cítricos, pero que es tan suave que, por sí mismo, apenas aporta una ligera sensación a limpio y fresco. 
Pero no nos hemos conformado con ese aroma, sino que añadimos un aceite esencial. No podemos prescindir de ellos!. 
Elegimos el aceite esencial de incienso. A nivel terapéutico-cosmético, es un gran antiséptico y regenerador, es cicatrizante y tónico cutáneo, por lo que ayudará a tratar las posibles irritaciones o dermatitis puntuales que se puedan presentar. 
A nivel energético, es un aceite esencial que destensa, calma y revitaliza. Su aroma es realmente espectacular, induce a la serenidad y a la tranquilidad. 
Es balsámico y dulce, con nota de base, e intensidad aromática medio-alta, pero que añadido en una pequeña expresión, no se hace notar en exceso, y casi pasaría desapercibido, sino fuera por la agradable sensación aromática que deja. 



Bálsamo para después del sol

Este bálsamo aftersun es un producto de tratamiento. De tratamiento de la piel que ha estado expuesta al sol, quizá demasiado tiempo, y que por ello necesita de sus efectos calmantes, refrescantes y regeneradores.


Ingredientes: Infusión suave de manzanilla, oleomacerado de hipérico en aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío, emulsionantes vegetales, conservantes ecológicos, diferentes aceites esenciales.

La manzanilla es antiinflamatoria, calmante, antialérgica, antibacteriana, y contribuye a regenerar la piel.

Muchos consideran al aceite de hipérico como el mejor remedio para la piel, tanto a nivel cosmético como terapéutico, es decir, tanto para curarla como para embellecerla: cura heridas, quemaduras, rozaduras, y regenera totalmente la piel, así que es el mejor aceite indicado para después del sol.

Este bálsamo está diseñado para utilizarse después del sol, ya que tanto el hipérico, como algunos de los aceites esenciales que contiene, son fotosensibles, y al contacto con el sol podrían producir manchas en la piel. 

Hemos elaborado diferentes opciones aromáticas de este bálsamo, según los aceites esenciales que hemos ido incorporando a cada uno de ellos:


- De lavanda -por su aroma y su poder regenerante de la piel- y romero -purificante, mejora la circulación y la piel irritada.


- De litsea cubeba -analgésico y antiinflamatorio, que aporta optimismo- y menta -el más refrescante-.

- De cítricos: pomelo, bergamota, mandarina. De aromas frescos, alegres, luminosos, estimulantes.





Leche solar


Leche protectora solar para los primeros rayos de sol, y los segundos...y los terceros..para todo el cuerpo, y para todo momento.... favorece el bronceado y protege de los rayos UV.

Ingredientes: Hidrolato de nerolí, aceites vegetales de sésamo y jojoba, oleato de zanahoria, mantecas de cacao y karité, emulsionantes vegetales, goma xantana, óxido de zinc sin nanopartículas, vitamina E., conservantes ecológicos, aceite esencial de lavanda.

El aceite de sésamo se usa desde hace tiempo inmemorial en la medicina ayurveda. Absorbe los rayos ultravioleta del sol, adecuado por tanto para cremas bronceadoras porque evita las quemaduras solares. Tiene un gran contenido en vitamina E y filtra naturalmente los rayos UV (factor 4). Últimamente se está valorando mucho su eficacia como filtro solar ante las radiaciones UVB. Si además añadimos que favorece el bronceado natural y que hidrata la piel, ya tenemos la clave de su éxito cuando llega el verano.

El aceite de zanahoria es muy beneficioso para la piel en verano, estimula la secreción de melanina, así que nos ayuda a broncearnos de forma natural. La zanahoria es uno de los productos de la naturaleza con mayor porcentaje de beta-caretoneoides –provitamina A- que estimulan la regeneración de la piel y por tanto retrasan el envejecimiento cutáneo. 

Este compuesto es muy rico en vitamina E, tocoferol, ya que tanto el aceite virgen de sésamo como el de zanahoria, son ricos en esta vitamina, y este componente es imprescindible para generar piel nueva, favorece la circulación en los pequeños capilares de la epidermis y por tanto hace llegar los nutrientes que alimentarán las células, proporcionándoles tersura y suavidad.

El óxido de zinc es una sal mineral que forma una barrera física en la piel formando una película protectora, protegiendo de los rayos UV, de ahí la ligera tonalidad blanquecina que deja en la piel.

El aceite esencial de lavanda también contiene un factor de protección solar, por lo que aumenta la protección de todo el preparado.

Taller de cosmética natural para el verano

En este Taller recogeremos los remedios naturales más necesarios y efectivos para el verano, y elaboraremos recetas sencillas y eficaces con plantas medicinales y materias primas naturales, sin peligro para la salud ni para el medio ambiente.
Cremas solares bronceadoras y protectoras, leches corporales para después del sol, bálsamos repelentes de mosquitos, y de alivio para picaduras, desodorantes frescos y ligeros, mascarillas y aceites protectores del cabello para la playa, alivio de quemaduras, pomada para rozaduras y ampollas...colonias frescas y ligeras....
Hablaremos de las plantas medicinales, de infusiones frías refrescantes, de los aceites vegetales y de los aceites esenciales más adecuados para nuestra piel y nuestro cabello para esta época del año, así como de los ingredientes tóxicos que deberemos evitar en nuestros cosméticos.
Y como siempre, os llevaréis de regalo algunos de los productos que elaboraremos y también os llevaréis todos los consejos y recetas que se recogen en un amplio cuadernillo de documentación, y nos tomaremos un dulce y una infusión para despedir la tarde. 

Por los pelos! Taller de cosmética natural capilar

Hemos recopilado en un taller una gran cantidad de remedios naturales y preparados para cuidar la salud de nuestro cabello, y para tratar sus problemas más habituales.
Las plantas medicinales una vez más serán nuestras aliadas para fortalecer y dar brillo a nuestro pelo!
Elaboraremos champús caseros, y descubriremos productos naturales que actúan como limpiadores y purificadores capilares: la arcilla rhassoul, la saponaria, los productos derivados del coco, aceites vegetales más adecuados para cada tipo de cabello y aceites esenciales para cada ocasión.
Aprenderemos a hacer mascarillas regenerantes y aceites para proteger el pelo en verano, recetas para estimular el crecimiento, soluciones para evitar la caída del pelo, mascarillas fortalecedoras y aceites regeneradores. 
Elaboraremos tónicos y lociones capilares, enjuagues para después del lavado, con infusiones de plantas para dar brillo, mejorar el color natural, prevenir la caspa, y luchar contra los picores y la caída del cabello.
Descubriremos recetas naturales para tonalidades del cabello y para conseguir reflejos, tintes para oscurecer el pelo, tratamientos anti-caspa, etc.
Aprenderemos a elaborar bálsamos suavizantes, mascarillas hidratantes y gominas naturales de gran efectividad, y sin riesgo de dañar el cuero cabelludo.Aportaremos también soluciones naturales para pelo seco, encrespado, fino, rizado, etc. 

Y como siempre, cuadernillo con amplia documentación, consejos y recetas, elaboraciones que os llevaréis de regalo, y un dulce e infusión, para finalizar el taller.

Portada con el guión de contenidos, del cuadernillo de documentación.